lunes, 21 de septiembre de 2009

96


Alguien se soltó una soga de las manos y salió corriendo hacia otra jaula.
Dijo que el vacío no era nada, que era frío, oscuro, grueso como una noche negra, que no se aguantaba.

-

1 comentario:

  1. Oh Karina, no había visto este blog, ahora mismo voy a leer lo que antecede, que viniendo de ti, es garantía de bien hacer.
    Qué disfrutes esta nueva ventanita abierta al mundo.
    Besossss

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Lo esencial se halla en la encrucijada entre nuestro sentido personal de vacío, la obstinación por aplacarlo y los vientos.

Haciendo radio

Haciendo radio
Click en la foto y están todos los programas de "Perras Negras" listos para oir.

Etiquetas

Seguidores