lunes, 7 de septiembre de 2009

99


Veo una bicicleta con una chica que va por una calle angosta a por su rutina. La fuerza que se le opone hasta para hacer pis es la misma con la que aprieta el pedal. Placer, cansancio, hastío, frío, de todas las formas puede pedalear. Va. Con el pelo perpendicular a su cabeza, zarandeándose con el viento, va, con cualquiera de los sentimientos, sigue, no es que no lo note, no. Mire para donde mire hay otra línea de tensión, cada punto que recibe su retina le opone resistencia, viento, esfuerzo, concentrada en la tarea.
Ahora si ella se deja a sentir un momento y lo logra, el viento cesa, la fuerza en contra.

-

1 comentario:

  1. Aquí te acompaño en este nuevo ejercicio. Me gusta. Justamente hoy vine a la oficina en bicicleta, hacía mucho frio (a mi me gusta mucho). Un beso

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Lo esencial se halla en la encrucijada entre nuestro sentido personal de vacío, la obstinación por aplacarlo y los vientos.

Haciendo radio

Haciendo radio
Click en la foto y están todos los programas de "Perras Negras" listos para oir.

Etiquetas

Seguidores