miércoles, 23 de diciembre de 2009

92

Es que no tenía sueño
Era la noche
De lejos la ventana parecía un agujero negro
Fui, me acerqué

Todavía no llegaba cuando sentí miedo.
Fue total, bello

Casi estaba entera cuando vino,
toda unida yo por su baño.
Iba lento.

Sentí que alguien me esperaba al otro lado.
Que en alguna otra parte también era viernes
y que alguien tampoco podía dormir y llamaba.
Que iba a verlo.

Pero tuve que llegar y lamentarme.

Tanto espacio oscuro y solo
sin nadie,
tanta carencia de amar
me quitó hasta el miedo.

Me sentí nadie o el mismo agujero y
tuve que gritar

Llamé

Bien fuerte grité

¿Hay alguien ahí?

Volví a gritar

Cualquiera que escuche daba igual.

Alguien

Si mas extraño mejor

Si más alto
Si más pobre
Si más grande

Sólo extraño.
Tan extraño
como el agujero negro de la noche

Volví a gritar.

Tres veces, fueron tres veces y nada.
Nadie en ningún lugar.

Perfectamente imposible.

Lo constato.
Nadie.
Por ahora nadie.
Sigo llamando.

Soy además esta voz que llama siempre, no puede evitarlo.

viernes, 4 de diciembre de 2009

93

Escribo el cuento de ver, digo lo que veo, de no poder decirle a nadie, de miedo, de que me encierren por loca, de ganas de ser impertinente, de pura fe. De buscarle la quinta pata a la mesa y la infinitud al girasol, de obsesiva que soy, de aburrida de tanto, de pura rabia, de rebelde sin causa, de extranjera y paria que me siento, de tanto que decir sin saber cómo ni a quien, de puras preguntas que tengo, por no sobrecargar a nadie, para desagotar todo eso que tengo, que pesa si no sale, que hierve si no siente, que revienta de ganas de ser algo y se sale por los dedos salvaje vaya a saber por qué.
§

Datos personales

Mi foto
Lo esencial se halla en la encrucijada entre nuestro sentido personal de vacío, la obstinación por aplacarlo y los vientos.

Haciendo radio

Haciendo radio
Click en la foto y están todos los programas de "Perras Negras" listos para oir.

Etiquetas

Seguidores