jueves, 21 de enero de 2010

90

Hoy acabo una historia en la que descubro que el hilo conductor es tu protagonismo.

El ruido del ventilador me indica una interferencia, pero yo decodifico mal, entonces sigo. Soy la que se deja habitar por ti, la que te alberga como figura principal, la que se declara heroína trágica de tu trama.

Hay un decorado de mediodía y nada de viento que no sea artificial, por lo que igual el aire se revuelve de ti. Ambos encerrados en mi cuerpo, a su vez encerrado en el artificio de recordarte para volver al fragmento de haber sido sexo contra sexo.
~
Mientras, todo puede esperar.
Como si ese fragmento estuviese primero cuando lo desato, cuando desanudo el paquete de ti como mejor regalo, cuando festejo lo grandioso de este mundo privado mío que esporádicamente me llama a traicionarlo todo.

6 comentarios:

  1. Qué bonito... "ambos encerrados en mi cuerpo", cada frase de este texto es de lujo, eres grandiosa Karina, tu mundo privado es riquísimo, como tus letras.
    Besos y cariño

    ResponderEliminar
  2. Resulta que la vida no es argumentativa, como los cuentos. Muestra de ello es que, aunque termina una historia, el ventilador sigue su juego, su ruido; como si nada hubiese pasado.
    Y es que para nosotros concluyen historias, pero los elementos siguen su marcha como si en nuestras rupturas colocasen una alfombra nueva para caminar una nueva historia.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. No puede ser... no puede ser...
    ¿Será posible que yo me haya perdido este mundo tuyo?
    Esto me repetía, mientras me deleitaba con tus entradas atrasadas (¿atrasadas?).
    No sé como disculparme, amiga.

    En fin, recibe un abrazo que lleva toda la carga de un reencuentro entrañable.

    Pepe.

    ResponderEliminar
  4. Excelente texto compartes,
    ha sido un placer pasar por
    tu casa,
    feliz semana
    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Acabó?
    No lo parece.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Ahora entiendo el comentario que dejaste en mi blog. Escribe, sigue escribiendo, explora...yo también lo hago, lo recuerdo, me reescribo y me reinvento.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Lo esencial se halla en la encrucijada entre nuestro sentido personal de vacío, la obstinación por aplacarlo y los vientos.

Haciendo radio

Haciendo radio
Click en la foto y están todos los programas de "Perras Negras" listos para oir.

Etiquetas

Seguidores