jueves, 1 de abril de 2010

86

Corteza mía, habla por mí si es que no soy tan torpe como para no dejarte.
Habla de tus huellas,
dime si te dejo vibrar como tu sabes o si te ahogo de limitaciones,
cuéntame cual es la emoción que te daña para vomitarla y erradicarla.
Quiero bailar con el viento.

Dame la posibilidad de ser energía que se expande hacia su infinitud,
no me dejes temblar oculta en una caverna.
Quiero mirar al mundo.

Quiero valerme de ti,
¡Oh cuerpo sabio, templo de tensiones!
hazme regir las ideas que te sanan y expulsar aquellas que te opacan.
Sin ti no soy nada,
sin tu vibración sólo logro un ensayo de muerte.

Dime qué agua te he de dar de beber para que te eches a correr como un niño,
sé que sabes cómo hacerlo,
quiero bailar con el viento.

5 comentarios:

  1. Espléndido poema Karina.
    Yo también quiero bailar con el viento y no que me arrastre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Toro. Sí, veo el bailar como ese punto justo en donde hacés y te hacen, donde llevás y te dejás llevar. Donde no hay ese punto en que te dejás arrastrar o en el que te adueñás del carro de prepo.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Sin el cuerpo nada somos, como bien dices. La única versión de nuestro ser que vive en el presente, ¿sabrá encontrarnos a tientas en este mundo ciego y sordo?

    La respuesta, en el viento. Como dijo Bob Dylan.

    Bailemos como hojas de otoño; o mejor: dejémonos mecer. No en vano nunca hemos dejado de ser niños que jugamos.

    Un beso, amiga.
    (Me gustó tu poema)

    ResponderEliminar
  4. "no me dejes temblar oculta en una caverna" por favor quéee bueno!!!!!!!!

    Quería leerlo!!

    Qué bueno que lo subiste Karina, el otro día en la radio me había quedado con ganas de volver a escucharlo, de leerlo así, con mas tiempo y poder sentir cada uno de tus versos.

    Besos genia!

    ResponderEliminar
  5. Bello. Tendré que pasar por aquí a lo largo, anco y hondo.

    Besos.

    ResponderEliminar

Datos personales

Mi foto
Lo esencial se halla en la encrucijada entre nuestro sentido personal de vacío, la obstinación por aplacarlo y los vientos.

Haciendo radio

Haciendo radio
Click en la foto y están todos los programas de "Perras Negras" listos para oir.

Etiquetas

Seguidores